En armonía con la filosofía de la Institución, la Ley natural, la Constitución Nacional y los fines propuestos por la ley general de educación y a través de la formación humanística, científica y técnica; nuestro estudiante debe ser, ante todo, una persona con principios que le permitan establecer una vida familiar y de convivencia social, con capacidad crítica, reflexiva y apta para vincularse al sector productivo y laboral. A la vez tendrá las bases suficientes para iniciar su formación a nivel superior.

El bachiller Comfenalquista será una persona capaz de interactuar en un mundo cambiante, creativo e impulsador de ideas que generen cambios positivos en la sociedad, además un conciliador con sus semejantes en el ejercicio de la democracia, en el respeto de los valores y los derechos del ciudadano, conservando la familia como la primera escuela formadora de valores en la sociedad.